Connect with us

covid-19

Estallan protestas en EE. UU. en contra de la vacunación forzada y las mascarillas obligatorias en las escuelas

Published

on

Esta semana, en varios estados de EE. UU., estallaron distintas protestas en contra de las agendas de tendencia izquierdista que se han implementado en los distritos escolares, como mascarillas obligatorias, ideología de género y teoría crítica de la raza, reportó Fox News.

Los padres de los estudiantes están siendo cada vez más críticos con esta agenda, ya que temen que estas políticas puedan tener un impacto negativo en sus hijos.

A principios de esta semana, un miembro de la junta escolar de Oklahoma llegó a decir que los niños podían «cometer asesinatos» si no usaban máscaras.

Aunque más tarde pidió disculpas, su comentario pareció reflejar la tensión en curso sobre uno de los temas más candentes de la pandemia y la puja entre la libertad de tomar sus propias decisiones responsables contra el discurso de querer hacer sentir culpables a otros por la situación.

Este 10 de agosto, frente al condado de Baltimore, bajo el lema «Desenmascarar a nuestros hijos», una coalición de padres y estudiantes se manifestaron con carteles contra los mandatos de máscaras.

Los estudiantes regresarán a las clases presenciales el 30 de agosto.

En Tennessee, los padres también se hicieron escuchar. Reclamaron que las escuelas no tenían el poder de exigir que sus hijos usaran máscaras. «Los padres deberían poder elegir lo que quieren y cómo van a la escuela sus hijos», dijo el padre David Grimmett, según NBC News .

El condado de Rankin, Mississippi, también se rebeló cuando se decidió implementar un nuevo mandato de máscara.

«La elección corresponde a los padres y tutores legales. Como padre yo tomo las decisiones médicas para mis hijos, no el distrito escolar,» dijo Kassie Wilson.

Este 10 de agosto también estallaron protestas en Tennessee y Kentucky por los mandatos de máscaras escolares y vacunas.

«Queremos tener nuestro propio derecho y tener nuestra propia decisión de decidir si usar una máscara o no.

Es por eso que estoy aquí hoy y ese es el derecho que tengo de recomendarle a mi hijo», dijo la madre Keri Blare del Distrito Escolar de Collierville en Tennessee, según WREG Memphis.

Un estudio publicado el 30 de junio pone en evidencia los efectos dañinos del uso de las mascarillas faciales en los niños, mientras los autores de la investigación aconsejan que no se debería obligar a los niños a usarlas.

La investigación fue llevada a cabo por JAMA (Journal of the American Medical Association), una revista médica revisada por pares y publicada por la Asociación Médica Americana de forma semanal desde 1883.

Los resultados del estudio fueron contundentes: el uso de mascarillas hace que los niños inhalen niveles peligrosos de dióxido de carbono que quedan atrapados detrás de la máscara.

Los investigadores encontraron que los niños que inhalaban aire con sus mascarillas puestas contenían más de 6 veces el límite legal de seguridad para habitaciones cerradas, según lo establecido por la Oficina Federal de Medio Ambiente de Alemania. 

El límite de seguridad es 0,2%, mientras que el aire que inhalaron los niños enmascarados contenía más de 1,3% de dióxido de carbono.

Protestas contra la vacunación forzada

Parece ser un patrón común en todo el mundo, que las personas ahora salgan a las calles a hacerse escuchar y hacer valer sus derechos. Por lo general estas convocatorias se realizan a través de grupos de WhatsApp o de redes sociales y no tienen un fin político.

En Edgewood, Kentucky, cientos de personas salieron a manifestarse » por el requisito de vacunas contra el COVID-19 [virus PCCh] para los empleados de los sistemas de salud del Gran Cincinnati», informó WLWT5 NBC el 11 de agosto.

El representante Thomas Massie (R-KY) notó la multitud de personas en su estado natal y tuiteó su apoyo a las protestas.

Asimismo, este miércoles 11 de agosto, en el estado de Washington, se vio una fila larga de personas que salieron a la calle con carteles y banderas de EE. UU.

para rechazar el mandato de vacunación forzada impuesto por el gobernador Jay Inslee (D) para los sistemas de salud locales, que entrará en vigencia el próximo 31 de agosto.

«Los ciudadanos se están manifestando en protesta por el mandato de vacunación forzada del gobernador Inslee fuera del Hospital Good Samaritan en Puyallup, WA», 

tuiteó la periodista conservadora Katie Daviscourt.

Debido a estas nuevas directivas, los empleados que se resistan a vacunarse, ya sea por cuestiones de salud, religión o simplemente porque tienen miedo o dudan de su efectividad, podrían perder su trabajo.

Los organismos gubernamentales presionan cada vez más para que la población se inocule, pero no advierten que las vacunas fueron aprobadas de emergencia,

que son experimentales y que las personas podrían sufrir severos efectos adversos, o incluso morir a causa de su aplicación.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!