Connect with us

Incendios forestales

JAIR BOLSONARO DICE QUE LOS CRECIENTES INCENDIOS EN EL AMAZONAS SON UNA ‘MENTIRA’

Published

on

Amazonas-1

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, negó el rotundamente la existencia de incendios en la selva amazónica y lo calificó de mentira.

A pesar de los datos producidos por su propio gobierno que muestran que miles de incendios están surgiendo en la región.

El año pasado, Bolsonaro negó de manera similar un aumento en los incendios que provocó una protesta mundial, con criticas del presidente francés Emmanuel Macron y otros líderes mundiales.

Los comentarios del presidente el martes se producen incluso cuando testigos de Reuters en la remota ciudad amazónica de Apui.

Observaron humo cubriendo el horizonte en todas direcciones durante el día y grandes incendios que iluminaban el cielo por la noche.

Los incendios en la Amazonía brasileña durante el mes de agosto alcanzaron un máximo de nueve años en 2019 y este mes hasta ahora parece aún peor.

Se han registrado más de 10,000 incendios en los primeros 10 días de agosto, un 17 por ciento más que en el mismo período hace un año, según datos de (INPE).

Bolsonaro desafió a los detractores a sobrevolar el Amazonas diciendo que viajando en avión desde las lejanas ciudades de Boa Vista a Manaus, no verías una sola llama.

“Esta historia de que el Amazonas se está incendiando es una mentira y debemos combatirla con números verdaderos”, dijo.

Bolsonaro interfirió en el Inpe después de que publicara datos desfavorables sobre la deforestación del Amazonas el año pasado.

Despidiendo al director de la agencia, Ricardo Galvao, quien defendió las cifras de su agencia que mostraban una creciente destrucción.

Bolsonaro argumentó que Brasil se ha mostrado capaz de proteger el Amazonas solo porque la mayor parte del bosque todavía está en pie.

Dijo que el Amazonas es un bosque húmedo que se preserva y no se incendia.

Los medios de comunicación y los gobiernos extranjeros están presentando una narrativa falsa sobre la Amazonía, dijo.

Los expertos dicen que los incendios no son un fenómeno natural en la selva tropical.

Sino que por lo general son provocados por el hombre para limpiar tierras deforestadas para pastos.

La deforestación aumentó un 34,5 por ciento en los 12 meses hasta julio, en comparación con el mismo período hace un año. La tala de bosques cayó en julio, la primera caída en 15 meses, un punto enfatizado por Bolsonaro.

La presión extranjera está aumentando sobre Brasil para proteger la selva tropical más grande del mundo, un ecosistema vital para preservar el cambio climático debido a la gran cantidad de dióxido de carbono que absorbe.

Los inversores globales que administran más de 2 billones de dólares han amenazado con retirar sus inversiones de los empacadores de carne.

Los comerciantes de granos y los bonos del gobierno de Brasil si la administración de Bolsonaro no toma medidas contra la destrucción del Amazonas.

Escenario Final News.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!